business catalog article new catalog business opportunities finance catalog deposites money catalog making art loan catalog deposits making catalog your home good income catalog outcome issue medicine catalog drugs market catalog money trends self catalog roof repairing market catalog online secure catalog skin tools wedding catalog jewellery newspaper catalog for magazine geo catalog places business catalog design Car catalog and Jips production catalog business ladies catalog cosmetics sector sport catalog and fat burn vat catalog insurance price fitness catalog catalog furniture catalog at home which catalog insurance firms new catalog devoloping technology healthy catalog nutrition dress catalog up company catalog income insurance catalog and life dream catalog home create catalog new business individual catalog loan form cooking catalog ingredients which catalog firms is good choosing catalog most efficient business comment catalog on goods technology catalog business secret catalog of business company catalog redirects credits catalog in business guide catalog for business cheap catalog insurance tips selling catalog abroad protein catalog diets improve catalog your home security catalog importance

(Borrador) MANIFIETO POR LA NUEVA ILUSTRACIÓN (...para saber ser humanos)



La ilustración fue un movimiento cultural que nació en el siglo XVII cuya principal aportación en el ámbito de la cultura, fue su aspiración de llegar a toda la población, incorporando para tal fin los recursos industriales como la imprenta, que fue introducida en Europa, según se dice, por Johannes Gutember en el siglo XV, alrededor de 1440. De manera análoga, dando un salto secular, esta idea aspira a revolucionar la difusión de conocimiento, empleando para ello aquellas herramientas de las que disponemos, como las tecnologías de televisión o internet, que introduzcan mejoras cualitativas y cuantitativas en cuestión de aprendizaje.


Hoy nos enfrentamos a una guerra a la conciencia desde el oligopolio mediático, cuya cobertura mercenaria ha alineado la estructura de la información para anestesiar nuestra ansia y legitimar este poder hegemónico de occidente sobre el mundo que tolera la destrucción de la biodiversidad y, por ende, la evolución; además de el genocidio global programado por el hambre y la guerra, obedeciendo siempre a intereses económicos, mientras toda la población piensa que vivimos el progreso y que el hombre evoluciona, cuando aniquila la vida y esta sumido en un proceso involutivo del cual es el artífice.


La agenda que disponen persigue la transvaloración, a través de un diseño de estimulación abusiva (un continuo bombardeo con campañas de meses o años; como la gripe o la crisis), voluntad adquirida (por estimulo respuesta), conducta inducida. Esto genera un circulo vicioso, debido a que la población acude a los mismos nodos, recibe la misma información y la emplea para socializarse, haciendo de eco o caja de resonancia y retroalimentando la degeneración de las prioridades de la sociedad, esta desvaloración de la vida. Esta guerra vino por sorpresa, y la perdimos. Esta dinámica perversión se ha sistematizado, hoy resulta necesario acudir a otras fuentes alternativas. Es la hora de despertar la voluntad de conocimiento dormida, de levantar la gana, de alzar nuestro albedrío. Es hora de comenzar la revolución con el conocimiento y la información, es hora de la nueva ilustración.


La idea en principio es simple, cultura televisada del colegio a la universidad, en todas las disciplinas, en todos los grados y oficios, reclamando nuestro derecho a conocer para saber ser humanos.


Se trata de poner a la cultura en el lugar que debería ocupar en toda sociedad humana; orientando el ocio, las ocupaciones y la producción a este menester, como se orientarían en su fluir natural, en orden a la comprensión del mundo y la disolución de la dominación y el poder (psicológico, político y económico), a través de fomentar la autosuficiencia y la autogestión. En la medida de lo posible, se trata de erradicar la corrupción del hombre. Porque la autoridad nunca debe basarse en la indefensión y el desamparo del desconocimiento de los fines (del poder) y las alternativas (al poder).


La nueva ilustración no es una o un grupo de personas que dirijan un curso dominante intelectual, no; es una iniciativa desde abajo, es un programa social para hacer accesible, con los mínimos recursos posibles, todo el saber obtenido hasta nuestros días, patrimonio de la humanidad y de un ente aún superior, la vida, concebida tal como la biodiversidad integrada por dos elementos, físico (multiplicidad de especies) y metafísico/intelectual (variedad de concepciones del mundo).

Nos ocupa un proyecto para reorientar los estímulos y las prioridades de la ocupación al ocio. La nueva ilustración es un intento de difundir una concepción de como debería ser transformada la estructura de la información que nos es ofrecida desde el oligopolio de los medios masivos dominantes, que están siendo deteriorados por los intereses del estado y grupos económicos que financian estos nodos que, más que de información, son de vertidos tóxicos de estimulación masivos, para anestesiar nuestra conciencia, degenerar nuestras prioridades y violentar nuestro modo de entender el mundo y a nosotros mismos. La nueva ilustración, en sus principios mismos, es un acto de violencia contra la propiedad intelectual y otros mecanismos que tullan, entrorpezcan o paralicen la difusión del saber por sistema, dada la concepción que tiene de este recurso como inherente a la vida y en absoluto (¡¡)propiedad(!!) de un solo individuo (tener que decir esto es absurdo).


El programa al que se hace mención aspira a algo semejante a lo que Pierre Bourdieau llamó la "reflexividad epistemológica", es decir, un programa de conocimiento políticamente liberador, que procure la emancipación y la autonomía social de toda forma de dominación y estructure la sociedad conforme a su naturaleza integrada en el medio, su autentica cooperación colectiva, eficiente y sostenible, que nos trataron de hacer pasar por espejismo cuando delirábamos muertos de hambre y de sed de voluntad en este desierto en medio de la tormenta de impulsos que nos confundían de sobremanera.


Sabemos que la tempestad nos aísla, que cada uno sale por su cuenta de ella incomunicado y que mucha gente sigue perdida hundiéndose entre las áridas dunas que nos que nos entierran sumergiéndonos en aquello que Nietzsche llamaría la "mala conciencia" y Marx la "falsa conciencia". Pero también sabemos que es posible, por ello es necesario una fuente que nutra de un conocimiento abierto y sin artificios ni filtros, que nos ayude a entender la historia, el presente, al hombre y al mundo en definitiva.


Propongo la difusión de todo el saber acumulado en la historia en el formato audiovisual a través de todas las plataformas disponibles, de televisión a internet, así como en la radio, prensa y el campo del ocio. Reclamamos información de calidad y objetiva. Debe organizarse con la menor presión económica posible, pues debe ser pública e independiente de la maquinaria mercantil o estatal y, evidentemente, de la religiosa, en orden a evitar sesgos de cualquier tipo.

Para evitar los problemas antes mencionados, la manera en que este programa social debe ser gestionado es en concepto de cooperativa, pudiendo y debiendo proponer, todas aquellas personas que estén interesadas, alternativas que se aprueben en democracia directa, sin representatividad. Propongo también que, si esta medida se adoptase en cualquier país, se hiciese lo posible para ser traducido a todos los idiomas posibles. Propongo así mismo la promoción de medios de difusión de cultura a través del ocio: escritores, cantantes, dibujantes, bailadores, escultores... todo ese ejército de artistas y creadores del pueblo que permanecen en el denominado "underground", padeciendo la actual estructura anestesica-comercial en todos los ámbitos (del arte a la ciencia o la historia) y la marginación de su trabajo que los silencia en el anonimato y diluye su transgresión, innovadora y evolutiva, situándolos en más bajo nivel de cobertura informativa que las operaciones de estética de cualquier ramera o la desviación mental o sexual de algún tarado que da el espectáculo en los medios por los intereses de una cobertura mercenaria.


La ejecución sería la siguiente: primero se realiza una campaña de búsqueda de voluntariado, docente o titulado que se sienta capacitado para la enseñanza, procedente de todas las disciplinas y de todos los grados académicos, todos los oficios. Una vez conseguido, el siguiente paso a dar será depurar la materia de cargas ideológicas, (aquí debería extenderme más pero pondré sólo unos ejemplos debido a la complejidad del asunto, que requiere una atención y debate intensos. ej: se evitará que la historia ensalce a emperadores o militares genocidas como símbolos de la nación y objetos de adoración; se apartará la falsa idea de interés, voluntad popular o triunfo en una guerra o "conflicto militar"....etc). Más adelante se procederá a la grabación y el montaje, a ser posible, con una o dos cámaras fijas, para que no sea necesario mantener mucho personal. A continuación se tratará de difundir por todos los medios disponibles y se confiará en la voluntad de la gente, internautas, entendidos en maquetación o cualquier individuo que de manera altruista colabore para contribuir a la mejora del servicio a la comunidad completando la información y, o añadiendo otros recursos para hacerlo mas ameno. Se ha convenido que sea una organización social sin ánimo de lucro para garantizar la independencia, y siendo conscientes de que ese gasto en España, 45 millones de personas, aproximadamente, nos lo podemos permitir, tenemos los medios y el conocimiento.

Tal vez podamos contestar a las preguntas de: ¿Qué sería si el que es hoy en día el agente socializador más importante de nuestra sociedad fuese potenciado de manera autónoma a los intereses de las instancias del poder? ¿Qué clase de revolución de información tendríamos? ¿Cómo modificaría, y en que manera, nuestra manera de ver el mundo? ¿Este instrumento sería capaz de liberarse de la deformación sistemática que inducen a nuestro pensamiento las falsas relaciones causales que establecen y de sus falacias argumentativas y sus deformaciones sistemáticas del pensamiento y de su fantasía que se hace doctrina? ¿A quién no le apetece comprobarlo?




-"La destrucción creativa es nuestro segundo nombre, tanto en nuestra propia sociedad como en el exterior. Destruimos el viejo orden todos los días, desde los negocios hasta la ciencia, la literatura, el arte, la arquitectura, el cine, la política y el derecho. (...) Deben atacarnos para sobrevivir, del mismo modo que nosotros debemos destruirlos para desarrollar nuestra misión histórica."

-Michael Ledeen, "The war against terror"




Esta es la Yihad, la guerra santa, la revolución de la cultura contra los que hablan de luchar contra el terror mientras nos sumen en esta guerra fraternal y sistematizan el miedo a través de los medios y sus ejércitos. Globalizar esta resistencia es un imperativo de la vida.



Si a alguien le interesa en este blog voy a sondear el respaldo de esta propuesta y si es bien recibida intentar, a ser posible, convertirla en una iniciativa legislativa popular (ILP) que, según el artículo 87.3 de la Constitución, contempla la posibilidad (regulada por la Ley Orgánica 3/1984) de que los ciudadanos hagan propuestas que lleguen al parlamento (creo que esto es interesante que lo sepa todo el mundo). Para que la iniciativa prospere es necesario que sea apoyada por por un mínimo de 500.000 firmas. (una pasada) Así que ya veremos... Creo que no se me olvida nada sobre el proyecto. Aunque todavía es necesario profundizar mucho mas. La idea sería, lo repito una vez mas, fundamentalmente, cultura televisada del colegio a la universidad mediante personal docente voluntario que se preste. Espero que las consecuencias del conocimiento se materialicen en cambios sustanciales e impregnen otros campos como la política o la economía.






FDO: Bruno Dobarco Núñez

LA DOCTRINA DEL SHOCK

| No Comments | No TrackBacks

Naomi Klein, una importante intelectual estadounidense, relata la completa historia de los acontecimientos político-económicos del ultimo medio siglo en los que se ha visto implicado occidente en su libro "La doctrina del shock, el auge del capitalismo del desastre"; para esta labor recurre a un gran cantidad de documentación incluso de información desclasificada recientemente. La historia comienza en la década de los cincuenta, durante la guerra fría, un reputado psiquiatra, llamado Ewen Cameron , que había formado parte del tribunal médico de Nurenberg y fue presidente de la Asociación Americana de Psiquiatría, de la Asociación Canadiense de Psiquiatría y de la Asociación Mundial de la Psiquiatría. Ewen Cameron se había apartado de la terapia conversacional y se dedicaba a las teorías del conductismo, afirmaba que hay dos factores que nos permiten tener una imagen espacio temporal: 1- Una fuente continuada de información sensorial y, 2- Nuestra memoria. Opinaba que una mente enferma, a base de una serie de tratamientos de shock, podía ser reseteada y convertida en una tabla rasa sobre la cual imprimir ideas y construir la identidad de una persona. La CIA decidió llevar a cabo experimentos sobre la población civil en un psiquiátrico llamado Allan Memorial Institute, el proyecto se denominó MKUltra. Los efectos observados en los experimentos era de un empeoramiento en un 75% de los casos, pero Cameron argüía que su fracaso se debía a que no se le dejaba administrar el suficiente shock a los pacientes, aún así en ocasiones excedía los límites. En algunos casos se producía una regresión total en el individuo, volviendo a un estado infantil, también incontinencia en los esfínteres, pérdida de la memoria y otros daños muchas veces irreversibles. Los tratamientos a los que eran sometidos los pacientes era aislamiento sensorial total durante días o semanas en las que no se les permitía ver ni oír nada, se les administraban drogas potentes, incluso alucinógenas, les alteraban el horario de las comidas y escuchaban unas cintas en las que había grabados mensajes que se repetían continuamente una y otra vez; en el momento que salían del aislamiento se les sometía a unos tratamientos de electroshock con una Page-Russhell, en ocasiones, llegaban a provocar lesiones graves en la columna debido a los fuertes espasmos. Estas medidas de tortura se generalizaron por varias instituciones psiquiátricas como tratamiento, hasta que fueron eliminadas décadas más tarde. Las "investigaciones" le sirvieron a la CIA para elaborar un completo manual de tortura llamado Kubark. Este manual describía las maneras de hacer mas efectiva la ruptura de las resistencias del individuo a cooperar. Un premio nobel de economía, cuyo nombre es Milton Friedman, extrapoló estas teorías para aplicarlas al cuerpo social. Este sujeto defendía la necesidad de una serie de tratamientos traumáticos sobre la población de un país para poder establecer las reglas del libre mercado. Friedman gestó su infamia en la universidad de económicas de Chicago, exponía que era necesario un estado de shock que alterase la manera de entender el mundo de la sociedad que trataba, cuya enfermedad era el socialismo o el proteccionismo, los cuales creaban anticuerpos. Para acabar con estos se producía un primer shock, por un desastre natural (Sri Lanca u Orleans, en que recientemente se han llevado a término una ola de privatizaciones) o por un trauma violento inducido como una guerra o un golpe de estado, en el que se producían torturas, según los esquemas del manual Kubark, y el genocidio ideológico selectivo que se efectuaban a plena luz del día, en los campos donde trabajaban los jornaleros siendo golpeados y electrocutados a la vista de sus vecinos, con las baterías de sus propios tractores. Todo programado con precisión quirúrgica por listados elaborados por la CIA, el estado de turno y las empresas, multinacionales, fundamentalmente, como ATT, Ford, General Motors, Mercedes, Fiat... que tuvieran intereses en el país. Estas listas las componían economistas, jornaleros, lideres sindicales, estudiantes y, en general, cualquiera que tuviera esa enfermedad de ideal de cooperación e igualitario. Las empresas incluso llegaban a reclutar sus propios escuadrones de la muerte para realizar el exterminio por su cuenta. El segundo paso a seguir era administrar otro shock político de terrorismo de estado sistemático sobre la población del propio país. Tras estos dos sucesos el trauma era profundisimo y como explicaba un torturador a su victima estaban erradicando esa esnfermedad para veinte años. El tercer y último Shock serviría a modo de vacuna, que produciría la merma de la enfermedad y su desaparición, se trata de otro shock permanente, el económico, para estabilizar la corrupción y la desigualdad, lo que, según la escuela de Chicago, produciría armonía en el mercado. Nada más lejos de la realidad. El primer experimento se produjo en Chile el 11 de septiembre de 1973, cuando gobernaba Salvador Allende y aconteció el golpe de Pinochet, alegando a la existencia de grupos terroristas de izquierda. Los alumnos de la escuela de Chicago, los "Chicago Boys", adoptaron cargos importantes en el gobierno que les concedió la junta militar, como la banca o el ministerio de economía. Siguiendo los esquemas de Friedman se privatizaron empresas y bancos, la sanidad, educación, rebajó el gasto público, legalizó el despido libre, eliminó los aranceles y los precios fijos de los alimentos básicos, provocando una inundación de productos del exterior más baratos y la carne subió un 700% y logró sus mayores ingresos en la historia, el paro en 1983 era del 30%, con Allende del 3 y se disfrutaba de un estado de bienestar socialista con sanidad, educación y alimentación asegurada y un apoyo popular masivo. Los trabajadores habían conseguido, por ejemplo, una hora para comer, no 20 minutos, y un 1% de cada venta para programas sociales.

Esta situación se reprodujo en general por en el cono sur de américa donde, en los países desarrollistas que disfrutaban de un Estado de bienestar, como Argentina, Uruguay y Brasil, se instauraron regímenes dirigidos por juntas militares. El modus operandi de las torturas siempre fue el mismo, los mismos shocks, individuales y colectivos. Una tortura económica, una psicológica y una física para erradicar lo que ellos llamaban enfermedad Marxista. Esto también se produjo en Indonesia, Rusia, China... cada vez que se instauró un nuevo régimen económico que es el trasfondo que mueve todo el trauma. ¿España? Tal vez. De todos modos eso pertenece a otra generación, la denominada era de la información y ¿Quién sabe que demonios necesitan para mantener un poder como legitimo ante el pueblo cuando se programa un genocidio global por el hambre, se anuncian esclavistas y asesinos por los medios de estimulación, por tu ropa y en carteles, se extermina la vida y se anestesia nuestra ansía? ¿Qué clase de guerra de conciencia debemos librar y que tasas se va a cobrar esta? ¿Que unidad debemos lograr y cómo cuando esos dos elementos que postulaba Friedman como constituyentes de la idea espacio temporal, a saber, una fuente de estímulos y la memoria, han sido ya condicionados por los personas que controlan diseñan los mensajes que recibimos y repetimos como un eco en proporción a la cobertura que dedican los medios la tema? ¿Acaso no han construido ya una imagen distorsionada a más no poder de la historia? ¿En dónde nos encontramos nosotros si no sometidos al terror, al aislamiento y la impotencia? Por tales motivos, creo que una manera de lograr el despertar colectivo es la nueva ilustración, es decir, cultura televisada del colegio a la universidad, a parte de la mobilización y la presión desde abajo por una democracia directa.